La Alhóndiga necesita un plan

Estos años de crisis han golpeado duramente a Getafe, especialmente algunos barrios por sus características han sido gravemente afectados. La Alhóndiga es uno de ellos, sin duda su propio proceso de envejecimiento, la alta tasa de paro, el abandono escolar temprano, los problemas latentes de convivencia, presentan una inquietante realidad que requiere de respuestas inmediatas, la desigualdad, la precariedad, la falta de perspectivas de futuro están instaladas en el barrio y lo hacen para quedarse, no es algo que pasará solo, al contrario se cronificará y las respuestas serán cada vez más difíciles.