El fascismo avanza si no se le combate

EL FASCISMO AVANZA SI NO SE LE COMBATE

¡¡NAZIS NO!! y no se trata de una solicitud, ni petición, ni siquiera una exigencia, ya que nadie debe actuar por nosotras. Es más una afirmación, rotunda, clara y firme.

No pretendo rellenar estas paginas con datos que evidencien un problema que se nos viene encima desde toda Europa (para mi, ya es evidente) sino, más bien plantear a las lectoras una reflexión sobre lo que viene cayendo sobre mis ojos y oídos… y los vuestros.

IMG_2983

De unos años a esta parte, venimos viendo como nos bombardean desde los medios de comunicación “oficiales” con multitud de noticias referidas, en primer lugar, al terrorismo de ISIS y después a la oleada de personas que, escapando de la guerra, el hambre y el terror de ver morir a sus familiares, esperando no ser el siguiente, llegan a Europa sufriendo por encontrar una nueva forma de continuar viviendo: de continuar, vivas. Habrá quien se le olvide, o no quiera analizar el porqué de todas las migraciones: demasiado resumidamente, seguir vivos y vivir mejor. Algo que, a pesar de haber existido durante toda la historia, se ha hecho más visible (o nos pilla más cercano) desde el auge de las sociedades burguesas, el liberalismo (que no nos lleve a engaño, únicamente económico) y con él, el auge de la economía “global” (que ya sabemos, sólo tiene beneficios para unos pocos) y sus “crisis” financieras, y sabemos, por experiencias de nuestra historia contemporánea que tras un periodo de crisis económica resurgen y toman fuerza movimientos fascistas, que tras un ideal de defensa patriótica (cuanto daño hace la creencia en las banderas…), asumen con prepotencia la creencia de ser mejor ser humano que otro, bajo los criterios de haber nacido en un lugar u otro, con unas características fisiológicas u otras, por tener preferencias sexuales diferentes a lo que dictan los cánones (¿los cánones de quien?) o por sentirse hombre o mujer a expensas de que sus órganos sexuales les digan otra cosa a la opinión pública. ¿No debería esa “opinión pública” dejar de opinar sobre la vida de las demás?. Si, las ideologías fascistas son racistas, xenófobas, homófobas, lesbófobas, transfóbicas… es decir, con muchas “fobias”, y no olvidemos que “fobia” es un sinónimo de miedo, en este caso, a todo aquello que consideren diferente.

Pues bien, en esas estamos: una crisis económica y financiera que ha ido derivando en una crisis social que ayuda a que los movimientos fascistas resurjan en Europa. Así pues, a quienes creemos en construir un mundo más justo para todas las personas, se nos abren más frentes de lucha. Habrá quien pudiera pensar que tras la muerte del dictador Franco y la entrada de la democracia, el fascismo en España había terminado, nada más lejos de la realidad, ¿Conocéis a Walt Dysney?, así lo veo yo, como un organismo congelado aunque latente. Y actualmente, aprovechando el calor de las consecuencias que el capitalismo ha generado y sigue generando sobre las personas de todo el mundo (guerra, terror, hambre, exilio, pánico, falta, o mejor dicho, expolio de recursos…), el fascismo se descongela en Europa y los partidos ultraderechistas añaden a sus filas incautas votantes que creen observar, bajo eslóganes patrióticos, que él círculo de confort o del mal llamado “estado de bienestar” se puede romper por ayudar con nuestras migajas a las personas que huyen de aquello que nuestra sociedad ha generado con su excedente de consumo, a costa de expoliar los recursos de aquellos lugares de los que ahora huyen. Hablo de petroleo y de gas, pero también de café, de te, de pastos, de ganado, de coltán (ese mineral que hace que nuestros móviles funcionen), de litio, de carbón, de bosques y hasta de agua o luz solar.

mapa

Durante años he escuchado como mis abuelos y abuelas (probablemente las tuyas también) se dejaron la vida, sangre, piel, el sudor, la sesera y sobre todo muchas lágrimas en sobrevivir, de una forma u otra a una guerra civil iniciada por el movimiento fascista Español, a la que siguió una dictadura de 40 años, también fascista y caracterizada por una fuerte y violenta represión hacia todo aquello que fuera diferente o les produjera “fobia” y a la que también hubo que sobrevivir. Algunas de ellas se vieron obligadas, al igual que las personas que se juegan actualmente la vida para cruzar estrechos, desiertos y mares, a exiliarse en otros países donde poder mantenerse vivas y/o vivir mejor. También he oído como mi madre y mi padre (probablemente los tuyos también), criados y educados en una sociedad cristiana, llena de “fobias” impuestas y sin libertades, se dejaron la crisma en continuar sobreviviendo de la mejor forma posible: trabajando, estudiando, organizándose y luchando y combatiendo la lacra fascista. En cierto modo, esta quedó “congelada” pero nunca desapareció y, bajo la máscara de una democracia, los hijos de dirigentes del régimen o ellos mismos, se han encargado de mantener activa la criogenización

En los últimos años están surgiendo grupos neonazis en toda Europa: Frente Nacional en Francia, bajo la presidencia de Marine Le pen, hija del ultraderechista Jean Marie Le pen, el cual afirmó en 2014 que el “señor Ebola” podría solucionar el problema de la inmigración. Partido Nacional Democrático Alemán (NPD), Amanecer Dorado en Grecia, Liga Norte en Italia, Partido de la Cruz Flechada y Movimiento por una Hungria Mejor (JOOBIK), Partido de la Libertad en Austria, que ascendió al 20% de lo votos en las elecciones europeas de 2014. Pero en España no nos quedamos cortas con los partidos España 2000, Democracia Nacional, Movimiento Social Republicano (MSR), Partido por la Libertad (PxL). Así mismo, continúan su avance en grupos extraparlamentarios como aquellos que destrozan y apalean refugiados y personal voluntario en los campos de Roeszke o Idomeni, o quienes destruyen y queman el Banco de Alimentos para Refugiados en Mérida o los que ejecutan acciones de odio contra inmigrantes, colectivo LGTB o personas con Discapacidad: Se han producido, en los últimos años, agresiones contra estos colectivos en los barrios de Tetuán, Chamberí, Retiro, Arganzuela… La semana pasada aparecieron pintadas insultantes (“minusválidos de mierda” o “todos a la cámara de gas”) en el Colegio de Educación Especial Juan XXIII de Fuenlabrada. Algunas de estas agresiones han acabado tatuando a navaja eslóganes fascistas, y no podemos olvidar los asesinatos de Carlos Javier Palomino en Legazpi en 2007 o Francisco Romero Taboada “Jimmy” en Madrid Rio en 2014 (4 de los 5 inculpados como responsables del asesinato siguen en la calle). La CEDADE (Círculo Español De Amigos De Europa), Casa Pound en Italia, Skins Retiro, Centro Social Nacional en Salamanca , Núcleo Joven en Granada u Hogar Social Madrid… Todos ellos tienen en común, no solo su ideología fascista, racista xenófoba y todas la demás fobias, sino también un mensaje común que, por su carácter pseudo social y supuestamente solidario, puede calar en las habitantes de los barrios.

foto1

En Getafe ya tuvimos la presencia de miembros del grupo Hogar Social Madrid en los barrios de las Margaritas y la Alhondiga, de manera inesperada y bien pertrechado con las cámaras de Telecinco, lo cual nos lleva a su apuesta por el potencial mediático que, bajo ese mensaje de apoyo a situaciones de desfavorecimiento puede llevar a confusión ya que, por supuesto, en estas ocasiones no dejan ver sus camisetas, banderas o tatuajes con esvásticas o demás simbología fascista.

En definitiva, esta gentuza, con esos ideales fóbicos, con esa actitud de prepotencia, con actitudes y acciones que pueden llevar a confusión a quienes no conocen que, por ejemplo, Hogar Social Madrid exige la presentación de D.N.I. para poder optar al reparto de alimentos que dicen realizar para ayudar a familias. Otro de los puntos en común de estos grupos es el mensaje de “los españoles primero” y la tristemente autoengañosa frase de “no soy racista, soy ordenad@”. No se deje engañar, si piensa así, usted tiene una actitud racista y muy cercana a estos grupos.

Así que tenemos grupos políticos neonazis en el parlamento Europeo, en las elecciones al parlamento y senado en España (no nos olvidemos de La Falange y La F.E.J.O.N.S. que habrán observado como candidatos en las papeletas electorales); grupos neonazis en el centro y periferia de Madrid, en tu barrio de Getafe, en tus plazas, en tu comunidad de vecinas. El 21 de Mayo, hace poco más de dos semanas, cerca de unos 2.000 neonazis se reunieron en una marcha por la Gran Vía, legalizada y permitida por la Delegación de Gobierno de Madrid, la cual preside Concepción Dancausa, y apoyada por las unidades policiales, tras la cual se volvieron a producir agresiones en el barrio de Malasaña y Villaverde. Y no, no dejaremos que continúen creciendo, que invadan pensamientos, que almacenen armas, que ataquen a nuestras vecinas. Vamos a combatir la ignorancia, combatamos con multiculturalidad y combatamos respondiendo a sus agresiones, resistiendo y defendiendo nuestros barrios y comunidades, no queremos (y nos incluyo a todas) volver a vivir las situaciones a las que nuestras madres y abuelas hicieron frente. FASCISMO, NUNCA MAS.

el-fascismo-combate-783655

Un vecino Siempre Antifascista

Anuncios

¿Quieres comentar este artículo? Esperamos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s