Los 8 de Airbus

#HuelgaNoEsDelito, debe ser mucho más que la derogación del artículo 315.3

 

Corren tiempos difíciles para la clase obrera, tras las últimas elecciones generales, pese a perder un gran número de votos, el PP vuelve a ser el partido más votado. Titiriteros son encarcelados, continúan las brutales cargas policiales contra activistas anti-desahucios, Alfon continúa en prisión, más de 300 sindicalistas se enfrentan a penas de cárcel por ejercer el legítimo derecho a la huelga y, en Getafe, se sienta en el banquillo el derecho de huelga con el juicio de “Los 8 de Airbus”. Pero a pesar de este oscuro panorama la solidaridad de clase continúa. Getafe ha demostrado ser un ejemplo del que tenemos que sentirnos muy orgullosos y orgullosas. La manifestación convocada en apoyo a los 8 de Airbus con motivo del inicio del juicio el día 9 de febrero fue un auténtico éxito. Las calles de nuestro municipio se llenaron de orgullo y solidaridad ante este atropello sin precedentes en la democracia contra el derecho de huelga.

Juzgan a 8 trabajadores de esta empresa icono en nuestro municipio, por el único motivo de acudir a las puertas de su factoría, para apoyar la huelga general convocada contra la reforma laboral del gobierno de Zapatero en septiembre de 2010. Los hechos ocurridos a las puertas de la fábrica son ya de sobra conocidos; una concentración pacífica de trabajadores y trabajadoras que secundan la huelga, un pelotón de pro-disturbios, una carga desproporcionada, personas lesionadas por doquier y 7 tiros al aire. Todo este coctel, y un juez de instrucción con ganas de protagonismo, da como resultado 8 trabajadores en su mayoría sindicalistas acusados de delitos contra los derechos de los trabajadores, atentados y lesiones a la autoridad y una petición de condena para cada uno de 8 años y 3 meses.8airbus

El día 9 de Febrero comenzó el juicio con gran expectación; tras una multitudinaria manifestación que recorrió las calles de Getafe, apoyo diario a las puertas del juzgado y una acampada que pese al frio y la lluvia aguantó los cuatro días de juicio, gracias a las innumerables muestras de apoyo y solidaridad de los vecinos y vecinas de nuestro municipio. Durante los 4 días que duró el juicio, quedó ampliamente demostrada la inocencia de nuestros 8 compañeros, gracias al impecable trabajo del equipo de abogados y abogadas de la defensa, que demostraron las contradicciones en cada declaración de la policía y desmontaron uno a uno todos los argumentos de la fiscal.

El día 17 de Febrero el juez dictaminó sentencia absolutoria para los 8 de Airbus. La alegría por este acontecimiento no pudo ser mayor. La movilización y el apoyo mostrado ha sido pieza clave en este resultado, pero el trabajo del equipo de abogados y abogadas de la defensa fue fundamental para obtener este resultado, demostrando una vez más que con buenos recursos la justicia es mucho más justa.

¿Y ahora qué? La campaña #HuelgaNoEsDelito que se ha centrado como juicio estrella en el de los 8 de Airbus, ha reclamado como medida central la derogación del artículo 315.3, tanto Podemos como el PSOE presentaron días antes del juicio una Proposición No de Ley en el congreso para retirar este artículo del código penal, articulo con el cual han criminalizado la acción de huelga y por el que se ha servido la fiscalía para criminalizar el “piquete informativo”. ¿Pero si somos capaces de retirar este artículo, tendremos todas las garantías de que no va a ser perseguido el derecho de huelga? Evidentemente que no. Casos como el de Alfon, que continua en prisión por un montaje policial en la huelga general del 14N de 2012, demuestran que sin los recursos suficientes para costearse una buena defensa, a cualquiera de nosotros o nosotras pueden meternos en prisión por acudir a cualquier protesta o movilización, sea día de huelga o no lo sea. La ley mordaza o cómo la fiscalía acusa de enaltecimiento del terrorismo por cualquier motivo que ponga nervioso al régimen, pone en evidencia que vivimos en un estado represivo, en el que se criminaliza todo pensamiento o acción diferente al orden establecido. Por este motivo tenemos la obligación de seguir protestando, movilizándonos periódicamente, todas a una y sin fisuras. El grito de la clase trabajadora debe ser unánime contra la represión de la protesta social, porque huelga no es delito y la desobediencia una obligación ante las injusticias.

Firmado: Miguel Ángel González Palomero

Anuncios

¿Quieres comentar este artículo? Esperamos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s