¡Todas somos Nur! — Por la insumisión electoral

Nuria va a ser juzgada este lunes 25 de enero en los juzgados de Plasencia por insumisión a la mesa electoral.

Con motivo de las Elecciones europeas, en mayo de 2014, doce personas de diferentes zonas del Estado español desobedecieron la obligación de formar parte de las mesas electorales. Si bien podríamos estimar que pueden ser decenas de miles las personas que no acuden a la constitución de las mesas electorales en los diferentes comicios, estas doce personas se significaron por hacer pública su insumisión a tal obligación.

Getafe Vecinal realizamos una entrevista al colectivo Insumis@s a la Mesa Electoral pera nuestro periódico impreso en Febrero de 2015. Ahora, recuperamos aquella entrevista que nos concedió Nuria para difundir su caso

Getafe Vecinal: ¿Cuáles fueron las razones que os llevaron a mostraros objetores/insumisos a la mesa electoral y no presentaros a las urnas?

 Nuria: Cada uno llega a esa determinación por motivos diversos, pues no ha dejado de ser una decisión individual en primer término. Coincidimos en no estar de acuerdo con el sistema parlamentario y en que, al renunciar a nuestros derechos electorales -votar y ser votadas-, renunciamos también a cumplir con las obligaciones que marca la ley, como es entre otras, participar en la mesa. Además, a través de la reivindicación de este derecho individual, planteamos el cuestionamiento de un modelo social con el que no estamos de acuerdo.

GV: ¿Qué es para vosotr@s la objeción de conciencia/insumisión?

N: La insumisión es una forma más de llevar a cabo la desobediencia civil. Desacatamos una norma de “obligado” cumplimiento, pero sabemos que “La ley nunca ha hecho a los hombres más justos” (Thoreau). Incluso el cumplimiento de ésta -en muchas ocasiones- te hace responsable de situaciones tiranas.

Somos conscientes de nuestras decisiones y del castigo que éstas suponen, pero nuestra imposibilidad de cumplir esta ley es inevitable. Nos amenazan con sanciones, pues saben que es una gran herramienta para desmovilizar cualquier movimiento social. Nosotros superamos el miedo, como tantos compañeros en diferentes luchas, a través de la insumisión.

GV: Ya que vosotr@s os encontráis dentro de este proceso, ¿Qué consecuencias tiene la insumisión electoral?

N: Te expones a un proceso judicial por vía penal, con pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a veinticuatro meses.

GV: En la actualidad, los gobiernos se legitiman en las urnas. Sin embargo, se penaliza la objeción de conciencia electoral y no participar de los mecanismos que permiten esa legitimidad. Si vivimos en una democracia, ¿Por qué creéis que se castiga la insumisión electoral, permitiendo, al mismo tiempo que hechos como un acto religioso o la relevancia de un acto deportivo para un hincha de un equipo de fútbol puedan ser eximidos de asistencia a la mesa?

N: El Estado se nos presenta como institución imprescindible  por su supuesta capacidad para mantener el orden, legalizando así su autoridad y su violencia.  ¿Pero qué pasa si estos cimientos se cuestionan? ¿si nos preguntamos sobre si es cierta esa incapacidad del individuo de vivir en sociedad sin la presencia de un Estado que marque la ley y el castigo?

Podemos llegar a la conclusión natural de que podemos prescindir de él, y de que incluso  ésta sería la única vía para el desarrollo pleno de hombres y mujeres. Sólo por el hecho de cuestionarlo, ponemos en peligro su existencia. Por lo que no es fácil que se ampare esta insumisión, el Estado es temeroso del hombre  y la mujer libres.

Los motivos religiosos no se reconocen siempre. Existen por ejemplo Testigos de Jehová que fueron juzgados también. Todo dependerá de la Junta electoral de zona que tenga que dirimirlo y seguramente de la religión que profeses. Aunque en términos globales,  les conviene respaldar la objeción de conciencia por motivos religiosos e incluso morales, pues pueden ser sus acólitos los que quieran negarse al cumplimiento de otras leyes como ha pasado con el aborto, o incluso la venta de preservativos en farmacias…

Con los actos deportivos o de cualquier otra naturaleza ociosa, tan sólo se intenta no asistir a las mesas por incompatibilidades de “agenda” o por preferencias. No hacen un cuestionamiento de base, por lo que no es tan preocupante. Aun así, no suele reconocerse como excusa, como decíamos, todo dependerá de la Junta electoral de zona que estudia las alegaciones.

GV: Probablemente haya muchas más personas que compartan vuestra opinión, pero que ante la convocatoria han preferido asumir la “obligación” o buscar excusas alternativas “consentidas”, ¿hay algo que os gustaría decirles?

N: Cada uno hemos de dar los pasos que consideremos, según nuestras realidades particulares y según nuestros ritmos. En nuestro caso existe un rechazo profundo a lo que significa conformar una mesa electoral. Asistir por miedo a las consecuencias o “excusarnos” no lo consideramos una alternativa. Decidimos no ir y hacerlo público. Es tan sólo una manera más, como lo es también el no ir a votar, de desarrollar nuestra negativa a participar de un sistema social injusto.

No buscamos subterfugios, no hay nada que esconder, lo hacemos por diversas razones y queremos expresarlo.

GV: Es habitual que la gente diga: “si no votas, no puedes quejarte”. ¿Qué les diríais a las personas que piensan de este modo?

N: Es a través del voto cuando legitimas el modelo parlamentarista, cuando decides ser gobernado y cuando la queja posterior puede resultar menos razonable. El Estado sólo existe sobre hombres y mujeres subordinadas. La idea de la abstención activa, es la búsqueda de alternativas a esa realidad dominante  y represiva. Se ha dicho que “Se requiere menos esfuerzo mental para condenar, del  que se requiere para pensar.” No buscamos sólo quejarnos, exploramos cómo dejar de lado la pasividad, lo que requiere de esfuerzo e imaginación.

GV: ¿Cómo están vuestros procesos? ¿os encontráis momentos similares? ¿Cuánto prevéis que se puede demorar un juicio con estos cargos?

N: La forma en que han procedido diferentes poderes del Estado con respecto a cada una de las 12 personas insumisas al censo en las elecciones de mayo pasado ha sido diversa, como también ha ocurrido en casos anteriores a estas elecciones.

Así, por ejemplo, el desobediente de Villar de Ciervo -Salamanca- Héctor Beas, tras presentarse el mismo 25 de mayo a comunicar que no constituiría la mesa, fue posteriormente detenido en su domicilio por la Guardia Civil, huellado y fotografiado en el cuartel y sólo posteriormente puesto en libertad. Tuvo que hacer frente el 9 de junio a un juicio rápido en los Juzgados de Ciudad Rodrigo, en el que fue condenado a una multa de 480 euros.

Nuria Zurita, insumisa al censo y vecina de Hervás -Cáceres-, tuvo una vista el 3 de diciembre de 2014 para celebrar un juicio rápido. Proceso en el cual no se pactó por lo que se volvió a diligencias previas, a la espera de que el Fiscal efectúe escrito de acusación. Adrián Vaíllo objetor electoral en 2011, quien todavía no ha sido juzgado. No son pocos los casos de pasadas convocatorias electorales que no han llegado a juicio.

GV: En algunos casos, os negasteis a pactar para beneficiaros de una rebaja de condena, ¿Cuáles fueron los motivos de dicha decisión?

N: Esto será decisión de cada uno en el momento de enfrentar su procedimiento. La idea de no pactar es lógica en un proceso de insumisión. Si no se reconoce al sistema parlamentario que dice representarnos, tampoco al judicial que pretende castigarnos, por lo que no se intenta llegar a un acuerdo, se busca la absolución.

GV: No participar del sistema para no legitimarlo ni ayudar a reproducirlo, ¿cuál es vuestra opción para la transformación social?

N: La transformación ha de surgir primero en el individuo, después en cada comunidad. No existe una única vía para la revolución, habrá tantos caminos como individuos que los busquen. Siendo la idea última, el pleno desarrollo de la persona en un ambiente óptimo para ello. Es vital para una transformación real, la abolición del Estado. Con Estado no podemos crecer, ni individualmente ni como comunidad. Pero éste se ha erigido como imprescindible en casi todas nuestras relaciones sociales, de tal forma que nos  cuesta imaginar el devenir de la vida sin su presencia.

Por eso necesitamos de acción directa, de rechazo y de desobediencia, donde marcamos los límites de nuestras conciencias. Pero también nos son imprescindibles los espacios de reunión en los que hacer asambleas horizontales y soberanas. Lugares de creación para conocernos y desarrollarnos en libertad, para inventar, sin coerción, sin propiedad…

GV: ¿Alguna otra cosa que consideréis interesante/importante resaltar y que no os hayamos preguntado?

Esta es una lucha que nos incluye a todas, ya que en cualquier momento puede tocarnos  acudir a una mesa electoral. Y tanto si os toca como si no, podéis sumaros al rechazo de la circunscripción electoral. Estamos cerca de varias elecciones y sabemos que cada vez seremos más los que optemos por hacernos insumisos, así que animamos a cualquier persona a que añada sus razones y sus ideas a las nuestras.

El final de la circunscripción electoral comienza a verse, y cuando se alcance será gracias tanto a quienes iniciaron el camino de insumisión como, principalmente, a todas las personas que de aquí en adelante suméis vuestro granito de arena hasta conseguir la playa de desobediencia donde todas podamos ser más libres.

Por último, daros las gracias a Getafe Vecinal por ayudar a difundir esta batalla y animaros a seguir con vuestra estupenda labor!

Insumisos al censo electoral

Nos gustaría dejaros una carta escrita por Nur y publicada en el blog Descenso Electoral:

Si interesara tener paisanos conscientes, pensantes e independientes, se nos enseñaría desde bien pequeños a ser partícipes y capaces de tomar decisiones sobre aquello que afecta a nuestra vida. Se premiaría la crítica trabajada. Bienvenidas las voces discordantes que ayudan a tumbar antiguas hipótesis y crear nuevos puntos de vista. Pero no. Desde luego esa no es la educación que vivimos.

Aprendemos bien a acatar y a no intentar llamar la atención más que por méritos académicos. Y de mayores nos cambian pupitres por papeletas, ahí nuestra raya, hasta ahí nuetra voluntad, a no ser que quieras ser uno de ellos y ser entonces tú quien marca las pautas. Lo llaman carrera política.

No interesa la desobediencia, el Pueblo lo sabe, y al Estado no le falta ocasión para recordarlo usando su “legítima violencia”.

En ciertos países están obligados a votar bajo pena de multa, nosotros aun no, podemos no ir, en el fondo no les afecta e incluso a algunos les beneficia. Aunque la mayoría absoluta no votase, nada pasaría.

Yo no voto, no me veo capaz de legitimar este modelo político, mi conciencia no me lo permite. No suscribiré el “si no votas no puedes quejarte”. Mi convicción es meridianamente opuesta, si votas, si decides que sea otro el que hable por ti, aceptando el “mal menor” es, a mi parecer, cuando la queja posterior se queda vacía. La abstención es una crítica en sí misma, la abstención activa, lo deseable.

A este sistema -aun con cada vez más detractores- no le faltan acólitos. No debería existir problema en encontrar suficientes voluntarios para formar sus mesas electorales.

No seré yo la única que haga primar sus principios este 25 de mayo. Ya los hubo antes y los habrá después. El objetivo no es “librarme” de un tedioso día cotejando la identidad de mis vecinos, yo ese día trabajaré igualmente, mi intención es ser borrada del censo electoral y que sólo forme parte de él quien quiera respaldar este estilo de política. Así como se consiguió constituir un ejército no obligatorio.

El castigo, sobredimensionado, como siempre que se intenta mantener a la gente mansa, abusando del uso del miedo que el poder puede inducir.

Nur

¡¡Todas Somos Nur!!

cartel-nur

Para más información:

http://www.grupotortuga.com/Por-que-y-como-hacer-Objecion

https://descensoelectoral.wordpress.com/

Anuncios

¿Quieres comentar este artículo? Esperamos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s