Opinión Vecinal – DE MUDANZA

Hoy me he despertado con la sensación de nervios en el estómago que me dicen que algo está pasando, que tengo que estar alerta porque algo importante va a suceder. Y de repente, he sido consciente de que hoy se constituyen los nuevos ayuntamientos. Y me encanta poder decir lo de “nuevos”. Sí, aunque en algunos sitios los nombres no hayan cambiado o el color predominante siga siendo el mismo, el caso es que ninguno se ha escapado de sufrir ese Cambio. Y es que lo más importante de todo este proceso no es el resultado a corto plazo, sino el camino que estamos andando.

Primera Asamblea 15M Getafe

Primera Asamblea 15M Getafe

Hace cuatro años hubo una explosión que puso en evidencia que “ya estaba bien”, que el mundo tenía que empezar a moverse de otra forma. Y comenzó la muda. Y ya sabéis cómo es esto de las mudanzas, todo lleno de cajas de por medio. Aparecen cosas que no recordabas ni que tenías y descubres que otras ya están muy viejas y no.merece la pena conservar. O cuando al fin decides que es hora de colocar el armario y te pones a ello, de repente levantas la vista y ves que tu habitación está más desordenada que antes de empezar. Te lleva un tiempo el sacar todo, limpiar, mirar lo que hay, decidir con qué te quedas para uso diario, qué tiras, qué dejas en el montón de “porsiaca”, qué guardas con cariño en el fondo, qué metes en la bolsa para regalar… Y una vez que todo este proceso se ha hecho, toca pensar cómo hacer el cambio de armario.

Pues así es como veo yo lo que está ocurriendo en nuestra sociedad. Hace cuatro años tomamos la decisión colectiva del Cambio, pero primero había que pasar por el proceso de poner todo “patas arriba”. Es verdad que en 2011 el PP consiguió más mayorías absolutas, pero por una parte a mí siempre me pareció positivo: “un enemigo común ayuda a romper barreras y acercar posturas al otro bando”. Además, el ser humano, a pesar de tener inteligencia racional, sólo es capaz de aprender a través de lo vivencial, de experimentar y entender la realidad. Y ésto es lo que hemos estado haciendo en este tiempo. No vale que nos cuenten y que nos intenten poner las soluciones delante de los ojos, eso no es suficiente para creérnoslo. De hecho puede ser hasta contraproducente porque ante una realidad que no quiero conocer, pongo mis barreras y la niego. En cambio, si la vivo, si me das la oportunidad de sentirla, de facilitarme la información y ayudarme a analizarla, a destriparla, a procesarla, entonces soy capaz de crear conocimiento, de crear ideas. Y esto me da confianza para querer compartirlas y así recibir también las del resto.

Y éste es el primer síntoma del Cambio. No me refiero a cómo han quedado los ayuntamientos, me refiero al proceso que ha llevado a dejar así los ayuntamientos. Me refiero a todo el debate que se ha creado, a que personas que en su vida se habían interesado por la política, hoy está en condiciones y con ganas de opinar, porque tiene información, porque puede compartirla y porque puede elaborarla y sacar conclusiones individuales y colectivas.

Y para que este Cambio siga siendo tal, es importante que nos creamos que somos parte de él. Porque lo bonito no va a ser quién haya firmado el acta de concejal. Lo bonito y lo importante de este proceso va a ser que nos creamos que somos parte de él. Porque si de verdad se apuesta por un cambio de hacer política, porque si de verdad creemos que la participación ciudadana es lo importante, tenemos que ser responsables con ello y asumir cada cual nuestra parte.

Pero, como decía al principio, lo importante siempre es el proceso y éste va a ser lento. No podemos pretender que ahora de repente todo el mundo participe, o que todo el mundo muestre sus opiniones, o que pregunte sus dudas o incluso muestre interés. No, cuidado, decía que tenemos que ser responsables. Hay que asumir que cada cual tiene su proceso que hay que respetar. Y por ejemplo, cada barrio es diferente, por lo tanto, cada barrio tendrá que decidir cómo quiere funcionar. No se pueden imponer formas y niveles de participación iguales para todo el municipio. Hay barrios con tejido asociativo con recorrido de trabajo conjunto; hay otros en los que ni se conocen entre sí en el vecindario . Hay centros escolares que trabajan y funcionan con órganos reales de democratización del centro; hay otros en los que nunca se les ha pedido opinión al alumnado. Hay gente que quiere aportar ideas y llevarlas a cabo; hay gente que ni siquiera se ha planteado la posibilidad de expresar sus ideas.

Comenzaba el texto diciendo que ningún rincón se ha quedado aislado de la influencia del Cambio, y es  porque le doy mucha importancia a que se hayan creado debates, al que el poder nombrar las cosas hace que existan. Y si existen, podemos influir en ellas, o podemos cuestionarnos nuestra actitud hacia ellas. Y algo que nos han demostrado estos debates, o estas charlas, o estos cantos al aire, es que existen tantas interpretaciones de la realidad como sujetos. Por tanto, las “nuevas formas”, según mi propia interpretación, deberían dirigirse hacia la búsqueda de lo común y olvidarnos de las verdades absolutas. La primera actitud está orientada a buscar el consenso; y la segunda, la unanimidad. En la primera, todas las partes se esfuerzan por buscar lo común y alternativas para incluir lo diferente. En la segunda, cada parte pretende convencer a las otras para anularlas. Pero para poder adoptar esas “nuevas formas” (siempre entre comillas porque sabemos que no son nuevas sino minoritarias) es imprescindible, como todo aprendizaje, vivirlas, experimentarlas, entenderlas y practicarlas.

Por ello, creo que las personas con un recorrido más activo en la vida social y política getafense, tenemos la obligación de ser las primeras en adoptarlas y ponerlas en práctica. Es importante que reconozcamos que, hasta ahora, éstas no han sido las formas predominantes y ni han caracterizado este proceso. Sin embargo, aprovecho para agradecer a todas aquellas personas que, en lo invisible y a pesar de los empujones o los choques con los muros que reciben día a día, siguen manteniendo la actitud, las ganas y la ilusión por ir dando pasitos hacia ese Cambio.

A andar, se aprende andando. A pensar, se aprende hablando. A hablar, se aprende escuchando.

Violeta Paz

13 de Junio de 2015

PD: Gracias a Getafe Vecinal por dejarme publicar mis delirios.

Anuncios

¿Quieres comentar este artículo? Esperamos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s