Opinión Vecinal — ¡Ay, Carmena!

Querida Manuela,
En primer lugar quiero felicitaros por el resultado electoral que habéis obtenido cuando apenas nadie os conocía hace quince días.
Lo que se ha conseguido en Barcelona, Madrid y otras ciudades  donde las candidaturas “del abajo” han ganado, o en otras ciudades donde se han tenido resultados excepcionales, es algo histórico desde el punto de vista institucional. Esta victoria, más que a una transformación social difícilmente alcanzable desde las limitaciones que suponen las instituciones del Estado, abre la puerta a nuevas formas de hacer en política. Nuevas formas de hacer, visibles en la sencillez y humildad de tu discurso en el que se denota respeto y admiración hacia las vecinas de Madrid. ¡¡Qué cansadas estábamos de la soberbia, prepotencia y arrogancia de aquellos que se decían ser nuestros representantes!!
Ahora Madrid y tantas otras candidaturas surgidas desde abajo han empezado a demostrar que se puede hacer política institucional de otra manera. Y eso se nota, por ejemplo, cuando Pablo Carmona (número 6 en tu lista) salió a hablar el domingo por la noche en la Cuesta de Moyano y los allí concentrados empezaron a vitorearle: “¡Panzer! ¡Panzer!” apodo por el que es conocido en el movimiento social madrileño. Este cariño es la simple devolución del respeto y cariño que se ha demostrado desde Ahora Madrid hacia la gente corriente.
Pero… ¡Ay, Carmena! ¡Qué diferente experiencia hemos vivido en Getafe! ¡Qué tristeza, Carmena!
El importante papel que los movimientos sociales han jugado, y juegan, en Ahora Madrid. Estos fueron quienes marcaron y definieron, en líneas generales, los tiempos y el proceso, de las formas de hacer basadas en la horizontalidad, el respeto mutuo, el trabajo, la igualdad de todas las PERSONAS que participaban en la construcción de la candidatura.
Ahora Getafe con la vieja guardia de CC.OO, y UGT.

Sin embargo, en Ahora Getafe los movimientos sociales fueron atacados y criminalizados. Desde el principio se impusieron los tiempos y modos de hacer del poder, es decir, jerarquía, falta de debate, falta de transparencia y de honradez… La horizontalidad, la participación abierta y sin restricciónes y la reflexión eran constantemente atacados por los viejos partidos políticos (IU y POSI) y sus correspondientes líderes o lideresas, que vieron en la candidatura ciudadana su última oportunidad de arañar poder, de no perder su último tren… no hacia la transformación social, sino hacia la alcaldía. En Getafe hubo una lucha encarnizada entre el interés de los partidos políticos y el de las vecinas de Getafe. Se impusieron los partidos…  ¡Qué tristeza!

Conozco el proceso de Madrid, y sé que allí también hubo tensiones pero se respetó el proceso. Un proceso, que desde Ahora Madrid, siempre se consideró igual de importante que los objetivos que la candidatura pretendía alcanzar. En Madrid se tiene claro que la alcaldía o las instituciones son la herramienta para un cambio en las políticas, para un cambio en la política. Aquí, no, Carmena. Aquí el objetivo es el poder de la alcaldía. En Getafe los fines siempre fueron más importantes que el proceso. Personalmente creo que los movimientos sociales getafenses cometieron errores pero siempre creyeron que el proceso era lo importante. ¿De qué serviría alcanzar el poder si se siguen haciendo las cosas de la misma manera? En Getafe, el proceso fue degenerando hacia formas poco democráticas de hacer política que finalmente provocaron que la casi totalidad de las personas de movimientos sociales de Getafe abandonaran la candidatura ciudadana Ahora Getafe.
¡Se quedaron los de siempre! Viejas caras de la izquierda más anquilosada en el pasado y nuevas caras con viejas ideas. Eso sí, con un discurso maquillado de novedad que esconde viejas formas de hacer política.
Carmena, para terminar solo quiero desearos suerte. La vais a necesitar. No será fácil, sobre todo por la encarnizada lucha que la derecha ya ha comenzado . Os atacan y os seguirán atacando porque saben que suponéis una opción real de cambio en los modos de hacer política. ¡Os temen!
Por el contrario, en Getafe nadie teme a Ahora Getafe. Y no me refiero a la gente común. En Getafe, a pesar de que Ahora Getafe tiene solo 2 concejales menos que la fuerza más votada (PP), nadie de la casta local teme a Ahora Getafe. Es más, Carmena, Ahora Getafe cuenta con el apoyo de al menos un constructor local que se enriqueció con el boom inmobiliario.
¡Ay, Carmena! Si en Getafe los caciques locales no temen a Ahora Getafe… Algo se está haciendo muy mal.

R. W.

Si os gustan este tipo de entradas y queréis que el proyecto Getafe Vecinal siga adelante, así como si deseáis que la edición impresa aumente su tirada, podéis colaborar en el crowdfunding del proyecto cofinanciando.
Si quieres colaborar pincha aquí

Anuncios

Un comentario en “Opinión Vecinal — ¡Ay, Carmena!

¿Quieres comentar este artículo? Esperamos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s